MPS (SmCO)

Los imanes de samario-cobalto a base de tierras raras han sido los primeros en comercializarse.

Las propiedades magnéticas son comparables a las del neodimio-hierro-boro, aunque ligeramente inferiores; nunca han tenido el éxito comercial que tuvo el NdFeB debido al coste del cobalto y su valor estratégico. Como imán de tierras raras, se trata de un compuesto intermetálico entre la tierra rara samario y el metal de transición cobalto. El proceso de fabricación considera como primer paso la molienda, el prensado y a continuación el sinterizado en una atmósfera inerte: los imanes pueden ser prensados de manera isostática en sistemas de baño de aceite o en seco (en dirección axial o diametral). A continuación los imanes se procesan mediante elaboración con muelas diamantadas. Como ya se ha mencionado, los imanes SmCo proporcionan prestaciones magnéticas muy interesantes, hasta 1,15 Tesla y producto de energía de hasta 240 kJ/m3. El SmCo se produce en dos variedades diferentes, el Sm1Co5 y Sm2Co17, cada una de las cuales tiene un comportamiento magnético diferente (nucleación para la primera, «fijación» en Sm2Co17). El Sm2Co17 ofrece prestaciones mayores pero como contraparte requiere una intensidad de magnetización claramente superior respecto al Sm1Co5, 4000 kA/m contra 2000 kA/m. El SmCo presenta dos ventajas que no se deben descuidar respecto al NdFeB: la resistencia a la corrosión y el buen comportamiento térmico. La  temperatura de Curie es de aproximadamente 750 °C para el Sm1Co5 y 850 °C para el Sm2Co17; además las propiedades magnéticas degradan lentamente con el aumento de la temperatura. Los imanes de SmCo son apreciados en el sector militar, aeroespacial y electromédico: en general deberían preferirse en casos de problemas de temperatura o de oxidación en el dispositivo. Las aplicaciones industriales y científicas son parecidas a las del NdFeB: sensores, altavoces, motores eléctricos, instrumentos de medida, interruptores.