Reach

MPI considera que el cumplimiento de las regulaciones vigentes es uno de los principales valores corporativos. En particular para nosotros el cumplimiento de las regulaciones ambientales es fundamental y nos enorgullece respetarlas incluso cuando implican una participación importante en términos económicos.
Entre los reglamentos adoptados se encuentra REACH, un reglamento de la Unión Europea creado para mejorar la protección de la salud humana, el medio ambiente contra los riesgos de los productos químicos y reducir las pruebas en animales.

REACH se aplica a todos los productos químicos que circulan en la UE y afecta a la mayoría de las empresas europeas que producen o importan sustancias por encima de la tonelada anual.

Estas empresas, a través de estudios y análisis registrados en «expedientes de registro», tienen la carga de identificar y gestionar los riesgos asociados con las sustancias que producen o venden en la UE, con el objetivo de demostrar cómo usar estas sustancias sin tomar riesgos e informar a los usuarios de medidas de gestión de riesgos.
Todos los expedientes se envían a la ECHA (Agencia Europea de Sustancias Químicas) que regula las sustancias en el mercado de la UE. La ECHA procesa productos químicos de la industria y verifica el cumplimiento de la legislación.

De acuerdo con la interpretación de la ECHA en las preguntas y respuestas del sitio web de la ECHA https://echa.europa.eu :»Un imán debe considerarse una sustancia o una mezcla (y no un artículo) según REACH. Esto se debe a que su forma, superficie o diseño son menos relevantes para su función que su composición química. Como sustancia o mezcla, un imán permanente está sujeto a las disposiciones aplicables de los reglamentos REACH y CLP «.

Download the document